No t’ho perdis (octubre 2013)Imprimeix aquesta informació

La crisi i les universitats europees
Hace dos años que pusimos en marcha [l’Associació Europea d’Universitats] un observatorio para analizar la reducción de fondos públicos destinados a las universidades. Hemos detectado señales de alarma. Una de ellas es que los recortes afectan más a los países del sur de Europa, donde en muchos casos ronda el 10% de bajada. Esto está provocando que la tradicional brecha entre norte y sur se expanda todavía más. La educación es una estrategia a largo plazo. Se puede soportar un recorte breve y de forma muy cuidadosa, pero si se producen año tras año, se destruirá el sistema de educación superior. […]
El acceso a la universidad debe depender de la habilidad del alumno, y no de su capacidad económica. Los estudios demuestran que cuanto más elevada es la calificación y la educación de la población, más desarrollado será el país, y los Gobiernos deberían ser conscientes de ello. […]
En el campo de la investigación, hay un problema de acceso al conocimiento. Hay que permitir que los investigadores tengan acceso a datos y estudios que son de preocupación mundial, como las pandemias o el cambio climático. Tenemos que ser capaces de compartir información y tecnología para solventar estos retos. No puede ser que existan barreras como la propiedad intelectual o la protección de datos.
“Si los recortes siguen, se destruirá la educación superior”. Entrevista d’Ivanna Vallespín a Maria Helena Nazaré, presidenta de l’Associació Europea d’Universitats. El País, 02/06/2013.

Préstecs per a pagar el cost de la matrícula?
Van créixer en famílies de classe mitjana i treballadora. Amb beques i préstecs van estudiar a les millors universitats. Van desenvolupar carreres professionals lucratives. Però van haver de passar anys, fins que ja havien fet els quaranta, per tal que ambdós retornessin els préstecs que els havien permès accedir a una educació d’elit. El deute d’ell, Barack Obama, pujava a 42.753 dòlars (prop de 32.000 euros). La de Michelle, a 40.762 (més de 30.000 euros). […]
Avui, el deute estudiantil [als USA] ja supera el de les targes de crèdit. Alguns economistes veuen símptomes de una bombolla semblant a la immobiliària, que quan va punxar va precipitar la recessió el 2008. “L’educació superior –va dir Obama– no hauria de ser un luxe. És un imperatiu econòmic que tota família d’América hauria de poder permetre’s”.
“L’altra bombolla”. La Vanguardia, 26/08/2013.

El decret de preus, il·legal?
Un estudiante universitario pagaba el 22% del coste de sus estudios hace tres cursos, según los cálculos de la Sindicatura de Cuentas. Esta cifra es siete puntos mayor de lo que anunció el Departamento de Economía y Conocimiento […] para justificar la subida de las tasas universitarias en abril 2012, mes en el que un real decreto del Gobierno central fijó que los universitarios debían cubrir entre el 15% y el 25% del coste de sus estudios.
La Generalitat consideró entonces que el alumno solo pagaba el 13,9% y defendió el incremento hasta llegar al tope del 25% con el argumento de que había que corresponsabilizar a los alumnos de sus estudios en un entorno de falta de recursos públicos. Todo Ello condujo a un fuerte incremento de las tasas de hasta un 66,7%, cosa que no se debería haber producido si se tienen en cuenta las cifras aportadas ahora por la Sindicatura.
“Un informe de la Sindicatura de Cuentas cuestiona la subida de tasas universiatrias”. El País, 16/09/2013.

Recerca, transferència i crisi
Les inversions públiques d’investigació sovint s’orienten a temàtiques que venen bé, o es copien plantejaments supranacionals, dissociant de les característiques de l’entorn com, en certa mesura, fan els mitjans amb els índexs d’audiència. En definitiva, ens regim per la immediatesa.
En el camp de la investigació cal mirar altres paràmetres associats al mitjà i al llarg termini, per fer que les inversions, com la pluja, caiguin en el terreny (o en el territori, en una visió global). […]
D’altra banda, si bé és cert que el finançament públic ha retallat de manera significativa els fons destinats a investigació, abans que s’hagin aconseguit els nivells d’inversió d’altres països més avançats, també és cert que el finançament privat per a aquest fi està descompensat, amb percentatges menors als d’aquests països de referència. A més, aquests fons s’associen a convocatòries públiques, que permeten finançar part dels costos generals de l’empresa, sense que hi hagi una transferència efectiva de la investigació i la innovació als teixits productius.
Antonio Aguado (catedràtic de la UPC): “Un capital exportable”. La Vanguardia, 02/06/2013.

Hace poco la prensa recogía la noticia de un joven investigador español que, al mismo tiempo que recibía un importante premio de la Sociedad Europea de Física por sus “contribuciones excepcionales a la física experimental de partículas”, era rechazado por el Programa Ramón y Cajal de nuestro país. […]
El año pasado se convocaron 175 plazas entre todas las especialidades científicas. Las características de la convocatoria llamaban la atención. A los solicitantes se les pedía únicamente un currículum vitae (CV), en el que debían señalar las aportaciones a su juicio más relevantes. Ni proyecto de investigación, ni cartas de referencia, ni siquiera una relación de los centros en los que esperaban desarrollar su proyecto. Solo un CV y, además, totalmente pautado. En la jerga ministerial esto se llama un CV Normalizado (CVN). El CVN es una anomalía genuinamente española, que no existe en otros países: para que se hagan una idea, si al redactar el CVN uno ha recibido un premio Nobel, debe consignarlo en “otros méritos”. En España se ha instalado la idea de que la investigación debe evaluarse con medios “objetivos”, mediante una contabilidad de publicaciones y citas en revistas científicas, y además asépticos, sin contacto con los evaluados. Es una idea profundamente equivocada que lleva a tomar decisiones erróneas con frecuencia. […]
En los últimos años la convocatoria de becas predoctorales, pieza básica del sistema de investigación de un país, ha sufrido, además de los recortes, todo tipo de retrasos e incidencias, que perjudican muy gravemente a los jóvenes que quieren investigar. El panorama de la investigación en España es
realmente desolador: se recortan las partidas drásticamente, se retrasan arbitrariamente las convocatorias de becas y proyectos, se cambian las normas a mitad de una convocatoria. A este ritmo España va a perder definitivamente el tren de la investigación. Lo estamos viendo con nuestros jóvenes investigadores, la mejor generación que ha tenido nunca este país: se van y difícilmente volverán. Los que se quedan encuentran un panorama deprimente, sin apenas oportunidades. El precio que pagaremos por ello será altísimo, no les quepa ninguna duda.
Marc Noy (catedràtic de la UPC): “Un panorama desolador para los investigadores”. El País, 25/06/2013.